Image

 

En el nombre de Dios, el Todo Misericordioso, el Compasivo

Image
Image
Image

LALMA CON LA FAMILIA Y LA COMUNIDAD.  LALMA ha establecido lazos de hermandad con la comunidad musulmana indonesia de Los Angeles.  La Indonesia Muslim Foundation ha abierto su nuevo centro educativo y religioso en medio de una zona de población mayoritariamente hispana.  LALMA ahora ofrece sus clases dos domingos al mes en este centro. El pasado mes se organizó un evento para repartir útiles escolares a las familias de la zona.  Fue un evento muy concurrido; los vecinos acudieron entusiastas y fueron recibidos con la hospitalidad característica del musulmán y las sonrisas y brazos abiertos de nuestra tradición hispana.   Así, cumplimos con nuestro deber de honrar nuestra fe sirviendo a los demás.  En otra clase/taller de LALMA, se prepararon coloridas y vistosas tarjetas de felicitación del pasado ‘eid para repartir a amigos y hermanos musulmanes y a otros miembros de nuestras familias: nuestro ‘eid es una celebración que trasciende culturas, religiones y nos une más a todos.    

Image

LALMA participando en labores sociales con Indonesia Muslim Foundation

Preparando tarjetas de felicitación por el ‘eid para la familia

PROXIMAS CLASES DE LALMA:

  • Domingo 16 de septiembre, 11:00am a 1:00pm

Lugar: Indonesian Islamic Community Center, Los Angeles.

 

  • Domingo 23 de septiembre, 11:00am a 1:00pm

Lugar: al-Rahman Islamic Center, Fontana

 

  • Domingo 30 de septiembre, 10:30am a 1:00 pm:

 

Lugar: Masjid Umar ibn al-Khattab, Los Angeles

LALMA Y SU LABOR CIVICA Y SOCIAL:

El pasado mes, LALMA tomó parte activa en un entrenamiento para líderes sociales que ofreció LA VOICE, organización cívica multirreligiosa y multiétnica cuyo lema de trabajo es “Equidad y abundancia para todos”.   El entrenamiento tuvo lugar en la sinagoga LeoBaeck Temple.  Por tres días, los asistentes (cristianos, judíos, musulmanes y otros) formaron alianzas para trabajar juntos en pro de la justicia social y el bien común.  El día viernes, todos asistieron a la oración de jum’ah y el sermón, khutba, que ofreció el imam de LALMA, César Domínguez. 

También LALMA participó en el taller “Integrated Voting Engagement” para crear consciencia social en asunto de migración, educación, vivienda y oportunidades para la juventud.  

Image

LALMA celebrando Ramadán con la familia y la comunidad

“CONSCIENCIA SOCIAL”

César Domínguez

 

El día nueve del mes de dhu al-Hijja, del décimo año de la Hégira, el Profeta Muhammad, paz y bendiciones sean con él, pronunció en lo alto del Monte Arafat lo que sería su último sermón.  Como parte de su discurso, el Profeta pronunció las siguientes palabras:

“Toda la humanidad procede de Adán y Eva.  Un árabe no es superior a quien no sea árabe, ni un blanco es superior a un negro, ni un negro es superior a un blanco, excepto en lo que a piedad y buenas obras se refiere.  Sepan que un musulmán es hermano de todo musulmán y que los musulmanes constituyen juntos una sola hermandad.  Nada le será legítimo a un musulmán si no ha sido dado libremente y de buena voluntad.  Por lo tanto, no sean injustos consigo mismos”.

Estas palabras hablan de un elevado sentido de igualdad y compromiso hacia la humanidad, lo que en la actualidad se conoce mejor como compromiso o consciencia social.  Si el Profeta habló tantas veces de la importancia del servicio y atención al prójimo, definiendo su misión en esta vida como una misión de servicio a los demás, es fácil concluir que aquel que no presta atención a los que viven a su alrededor no está siguiendo verdaderamente las enseñanzas del Profeta en su sentido más profundo. 

 

El ser humano sólo debe competir con los demás seres humanos en lo que a piedad y buenas obras se refiere.  “Competid en las buenas obras”, nos dice claramente el Qur’an (Sura al-Maaída, el Agape, 5:48).  Además, el Qur’an afirma: 

 

“Ciertamente el hombre está en pérdida, excepto aquellos que hacen buenas obras y se aconsejan mutuamente la verdad y se aconsejan mutuamente la paciencia” (Sura al-‘Asr, la Tarde, 103:2-3). 

 

El bien promueve el bien, es decir, una buena obra trae como resultado otra buena obra.  Cuando hacemos el mal, sólo mal recibiremos.  Por eso el Qur’an nos llama a aconsejarnos mutuamente la verdad y la paciencia, es decir, ayudar a los demás a que ellos también realicen buenas obras, busquen la verdad y ejerciten la paciencia. 

 

En su último sermón, el Profeta habló de la hermandad de todos los musulmanes.  La buena voluntad y la libertad son indispensables para el fortalecimiento de la sociedad y las relaciones humanas.  A nadie se le puede obligar a hacer lo que no quiere hacer.  La imposición destruye, no construye.  El conocimiento, la enseñanza, el buen ejemplo y la disciplina son la base y sostén de una comunidad consciente de Dios y de sí misma.  Quien no construye con el ejemplo y la libertad está siendo injusto consigo mismo porque, finalmente, su destino será la perdición, la lejanía de Dios y el castigo en la otra vida.  Qué gran injusticia es no permitir que toda la misericordia y el amor de Dios se cumpla en el propio corazón. 

 

 

“A quienes creen y practican las acciones de bien, los recompensaremos cumplidamente.  Dios no ama a los injustos” (Sura al-‘Imraan, 3:57).

‘Oh Allah, te pido la guía recta, el temor de Ti, la honestidad y la independencia”

 

Palabras del Profeta Muhammad, que Allah le bendiga y le salve.

Create a free landing page —